jueves , 21 septiembre 2017

Complejos del Psicoanálisis (Parte I)

Comparte esta entradaShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

psico

Para Freud, el complejo de Edipo era una etapa fundamental en el desarrollo psicosexual del niño y estableció que ocurría entre los 3 y los 5 años, cuando los niños experimentan intensos sentimientos de amor, odio, miedo y celos (el amor a la madre y el odio al padre), que desaparecen una vez que el niño se ha identificado con el padre y ha aprendido a reprimir sus instintos sexuales.

Freud consideraba que esta misma estructura de relaciones, pero invertida (el amor al padre y el odio a la madre), constituía el complejo de Edipo femenino, denominado por el psicoanalista Carl G. Jung complejo de Electra.

En el complejo de castración, al atribuir pene a todo ser humano, sólo puede explicar la diferencia anatómica entre los sexos por la castración.  El niño siente la angustia de castración como amenaza paterna, al entrar en el complejo de Edipo a modo de respuesta a sus deseos sexuales; mientras que en la niña, es la ausencia de pene lo que produce un sentimiento de pérdida que intenta compensar.

Comparte esta entradaShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

2 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*